Conócenos

Noctope_header-background_conocenos

En los casi 20 años que llevamos trabajando en proyectos de diseño hemos crecido y desarrollado una mirada personal sobre los procesos creativos y su gestión. Un personalidad propia y reconocible que se identifica en cada proyecto.

Hemos resumido esta visión particular en 7 puntos:

1

Trabajamos siguiendo un método propio


Está basado en nuestros conocimientos y experiencia y va más allá de un simple briefing. Y lo hacemos porque hemos comprobado que funciona. Aunque implique dedicar algo más de tiempo al principio, sentar unas bases firmes garantiza que el resultado final sea mucho más coherente y sólido.

2

Somos profesionales


La media de tiempo que un cliente está con nosotras es de ocho años (dependiendo del tamaño y longevidad de la empresa). Somos sinceras con nuestras posibilidades: si no somos las personas adecuadas para lo que necesitas, te lo diremos.  Nuestros presupuestos son cerrados, claros, concisos. No habrá aumentos sorpresa ni cambios de última hora.

Valoramos nuestro tiempo y el tuyo, tanto el dedicado al trabajo como al descanso.

3

Queremos establecer colaboraciones basadas en la confianza y respeto mutuos


Te escucharemos atentamente, porque sabemos que conoces mucho mejor tu producto/servicio y queremos aprender de ti. Valoraremos tu opinión y solicitaremos tu participación constante, queremos que te impliques en todo el proceso y lo sientas como propio. Pero también te pediremos que confíes en nuestro criterio, que respetes el valor de nuestro trabajo y experiencia. Que entiendas que todo este trabajo y conocimientos tienen un precio.

4

Sentimos auténtica pasión por lo que hacemos


No estamos aquí sólo para ganar dinero: queremos ayudar a mentes visionarias como la tuya a dar forma a sus ideas. Por eso cuando aceptamos un proyecto, lo hacemos porque de verdad creemos en él y nos involucramos a nivel profesional, pero también personal.

Durante el tiempo que dure nuestra colaboración, dedicaremos todo nuestro conocimiento y esfuerzo para ir más allá de los límites marcados por otros. Queremos sorprender e ilusionar a tu público.

Preferimos embarcarnos en pocas pero apasionantes aventuras.

5

No vivimos en una burbuja: nuestra curiosidad y ganas de aprender se mantienen intactas


Nos tomamos cada proyecto como una oportunidad para aprender de ti: de tu mercado, de tu público, de tu experiencia. Nos interesa el diseño, pero también la economía, la arquitectura, la sociedad, la tecnología, el marketing, las tendencias, la cultura, la gastronomía, la naturaleza…

Todo este conocimiento lo volcamos después en tu proyecto, para aportar puntos de vista nuevos, relacionando conceptos aparentemente lejanos, creando asociaciones inéditas, conceptos originales y nuevas aproximaciones a viejos obstáculos.

6

Nos gusta el cambio


El riesgo y la incertidumbre son parte de la vida misma. Hoy las cosas pueden ser de una manera y mañana, sin previo aviso, cambiar radicalmente. Nadie nos avisará de que hay otra marca que está haciéndolo mejor, nadie correrá a decirnos que nuestro producto está obsoleto y cómo deberíamos actualizarlo para dominar el mercado. Cada mañana nos levantamos con una única certeza: hoy todo puede cambiar.

Y precisamente por eso, es tan emocionante.

7

El diseño no trabaja solo


Los mejores resultados se obtienen al unir un buen diseño con un buen producto o servicio.

Una buena identidad de marca es imprescindible, sin ella tus ventas pueden bajar e incluso verse comprometido el futuro de tu idea. Pero todo debe ir en sintonía -la atención al cliente, la calidad de tus productos y servicios, el tono del lenguaje...- para que el conjunto resulte creíble y sobre todo, efectivo.

Me apasionan las ideas, abstractas o táctiles, dispersas u obsesivas, visuales o emocionales. Hacen que el mundo se mueva, atraviesan fronteras reales o imaginarias y provocan cambio e innovación.

Me gusta hacerlas crecer, coleccionarlas, mezclarlas y diseminarlas.

No creo en las normas cuya única explicación es “porque siempre ha sido así”, y sí en que podemos -y debemos- aprender de los errores cometiéndolos.

Nunca dejaré de aprender.

Belén

HEMISFERIO DERECHO

Cecilia

HEMISFERIO IZQUIERDO

Busco la lógica y el orden que hay detrás de todo caos. Me gustan las retículas y las proporciones. Los contrastes, lo blanco y lo negro. Lo puro y bello. El delicado equilibrio que reina detrás de lo esencial, el hilo conductor de las ideas.

Abstraer para entender el todo y poder leer la historia escondida detrás de los detalles.

Me gusta clasificar y organizar, observar y encontrar patrones. Y las letras, las palabras, los lenguajes, las formas y los signos.

Escuchar, y sobre todo comprender, para comunicar.

  • Para mi fue un total acierto dejar mi identidad de marca en mano de Belén Cosmea. Entendió perfectamente lo que buscaba y esperaba porque creó la imagen exacta que tenía en mi mente. Y lo más valioso consiguió que fuese atemporal. Tras 6 años, aun llama la atención y sigue tan actual y elegante. Tengo un increíble recuerdo de este trabajo en equipo. Me resulto muy interesante el proceso que aplicó. Belen Cosmea es desde luego una creativa estructurada. Plantea cada proyecto/idea/documento de manera esquemática, coherente siguiendo un método de trabajo que da resultados muy acertados. Tiene un espíritu muy analítico, con visión y perspectiva a 360 grados, lógica y pragmatismo. Creativa innata, no deja de ser generosa en ideas y formas innovadoras. Si tuviese que volver a crear una identidad, volvería con los ojos cerrados a confiar en Noctope!”
    Valérie de Baecque
  • Gracias a Belén Cosmea y sus colaboradores, OCU acometió con confianza su proceso de renovación de la Imagen Corporativa y elaboración del nuevo Manual de Identidad. Contar con su experiencia y saber hacer nos ayudó a avanzar con seguridad en un mundo lleno de intangibles y el resultado ha sido muy satisfactorio para nosotros. La nueva imagen no sólo se puso al día de lo que la empresa representa, sino que al tiempo nos marca un horizonte al que avanzamos día a día.
    Manuel Rivera S., Director de Comunicación y Marketing

¿Por qué Nóctope?...

Nos han preguntado muchas veces cuál es el origen de la palabra Nóctope, qué significa.

Cuando buscábamos un nombre para nuestro estudio nos enfrentamos al problema que cualquier marca nueva tiene en este punto: cómo encontrar un nombre memorable, fácil de pronunciar y recordar, de sonoridad evocadora y que transmitiese sensaciones acordes a la marca. ¡Ah! y lo más complicado de todo: que estuviese libre de registro.

Si, Nóctope es una palabra inventada. Pero surge a partir de palabras que sí existen: "nocte", "noche" en latín, y "ope" u "opia", cuyo origen está en el griego y el latín y que significa "vista" o "mirada".

¿Y por qué este nombre? porque queríamos hacer referencia a ese momento de la noche en que la tranquilidad y la ausencia de estímulos e interrupciones nos permite sumergirnos a fondo en una actividad creativa, leer o simplemente reflexionar. No es que nos guste especialmente trabajar de noche, pero sí buscamos activamente ese "espacio" (físico y temporal), donde todo parece detenerse y emerge el entorno ideal para la creación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies